¿Por qué comadre?

Es un juego de palabras.

Por un lado tenemos la definición más oficial de “comadre” como madrina de bautizo o partera. Viene del latín cum mater, con la madre y se ha asociado desde siempre con las relaciones entre madres e hijos y la crianza.

También está la forma coloquial cuando se refiere a esa amiga de confianza, a esas mujeres que son nuestras aliadas, esas mujeres consejeras, mujeres pilar, mujeres comunidad, hermanas y amigas del alma, ¡COMADRES!

¿Cuántas veces no nos pide el cuerpo un rato de “comadreo”? ¡Incluso sin ser madres!

Y luego, tomando en cuenta el prefijo “co”: en conjunto, en colaboración, en coalición, acción en conjunto, agregado de madres… MADRES JUNTAS!

Ya me había acostado después de un largo largo día de confinamiento por el COVID y vino a mi… comadre. Y desde entonces, ¡apego seguro!