¿Cómo nace comadre?

Uno de los mayores retos personales que he vivido.

El postparto ha sido de los mayores retos personales que he vivido, si no el mayor. Yo necesitaba sentirme escuchada, comprendida, entendida; básicamente no sentir como que era “una rara” ni que “me estaba volviendo loca”. Aunque estaba rodeada de gente que quería ayudarme, necesitaba algo más.

Me apoyé en bibliografía, estudios científicos, en información de calidad, y por supuesto, en mujeres extraordinarias que estaban pasando o que habían pasado por lo mismo, compartiendo experiencias, recursos, palabras de aliento; todo esto me daba fuerza y confianza para afrontar cada obstáculo, ¡que en la maternidad son unos cuantos!

Con todas estas herramientas en mi mochila, la experiencia, la comunidad que se ha ido tejiendo y todo lo que sigo recolectando y reuniendo, me han ayudado a tener otra visión del postparto.

Pasé de sentir el postparto como una etapa de oscuridad, soledad, frustración e indignación a sentirlo como un momento de poder femenino máximo, y ¡eso hay que compartirlo! Ahora es momento de acompañarnos y de reconocer el poder en nosotras mismas, ¡que somos magia pura!

Así que aquí estamos. Para informar, para acompañar, para sostener, ¡para reconocer el poder infinito que hay en ti!